Es una proteína que se produce por una bacteria que se llama clostridium botulimun que, al llegar a la unión neuromuscular lo que bloquea es la acción del nervio sobre el músculo, evitando así la contracción muscular, relaja parte del las fibras de los músculos en los que se inyecta para disminuir la potencia de su contracción. 

Actúa evitando la comunicación entre los nervios que envían la orden de la contracción y los propios músculos, para disminuir la actividad de estos últimos. Esto evita parte de los pliegues de la piel que se producen por un exceso de potencia en los músculos de la mímica facial y atenúa o hace desaparecer las arrugas.