Es un tratamiento de pérdida de peso basado en una Dieta Proteinada. Se consigue adelgazar manteniendo la cantidad adecuada de proteínas que el organismo necesita para realizar sus funciones vitales. Eliminando grasa y preservando la masa muscular.

Posibilidad de establecer un protocolo aproximado de 20 días de tratamiento para una pérdida aproximada 4k – 7k dependiendo del caso personal de cada paciente en unos 20 días, incluyendo la primera visita + tres controles.